¿Qué se lleva, largo o corto?

Aunque por la foto pudiera parecer, esto no va sobre el largo de la falda 🙂

Este no es un blog de moda.

Largo o corto. Cuál debería ser el tamaño de los textos en internet es un tema recurrente. A nada que busques un poco, verás que se ha escrito bastante sobre ello.

También esto, como casi todo en la vida, no es ni blanco ni negro. Y probablemente la respuesta correcta sea depende.

Porque el tamaño de los textos en internet depende de muchas cosas como, por ejemplo, de qué estás vendiendo. Porque no es lo mismo vender un producto que vender un servicio. Ni es lo mismo vender un producto físico que uno digital.

Como norma general, tienes que tener en cuenta que si escribes para la web necesitas la mitad de palabras que las que requerirías para un texto publicado en papel. Y esto es así porque la gente no lee sino que escanea.

Es decir, la vista del lector va saltando a través del texto sin leer todas las palabras hasta que sus ojos aterrizan en lo que busca, si has escrito lo que tu lector buscaba, claro.

Además en internet, más que en ningún otro sitio, el tiempo es oro. Y, en cuestión de segundos, tú -yo, y cualquier otro- decides si la página te gusta o no.

Por eso es tan importante que la escritura le atrape al lector rápido antes de que decida irse a otra página.

De ahí la necesidad de párrafos cortos, viñetas y negrita o subrayado para destacar determinadas palabras.

Todo esto significa que tienes que escribir lo más simple posible e ir directo al grano.

Para la web es esencial que utilices:

  • Lenguaje sencillo
  • Párrafos cortos
  • Titulares y subtítulos
  • Viñetas

Porque eso ayudará a los lectores a encontrar lo que buscan de manera rápida y fácil.

¿Cuál debería ser el tamaño de un post?

Esta es la pregunta del millón. Mi respuesta es que lo que debe primar es la CALIDAD. Y es que ya lo decía el publicista David Ogilvy, no hay textos largos o cortos, sino mensajes buenos o malos.

Por eso lo que tienes que procurar es expresar lo mejor posible tu mensaje y eso será (el mensaje) lo que determine cuántas palabras necesites.

Hay muchos artículos interesantes sobre este tema sobre el tamaño de los textos en internet. Aquí voy a hacer referencia a este de Manolo Rodríguez, en Desenredando la red, que dice que un artículo corto (menos de 400 palabras) te permite captar más la atención del lector. Mientras que con uno largo (más de 800 palabras), además de que puedes desarrollar mejor el tema, Google te posiciona mejor.

Para muchos esta es una de las principales razones para optar por los artículos largos. De hecho, se recomienda que los artículos de blogs como mínimo tengan 300 palabras.

Pero, ¡ojo! Porque igual que hay textos cortos que expresan el mensaje con certeza, hay textos largos que no merecen la pena.

Así que, sea largo o sea corto, tu texto tiene que ser directo y fácil de leer.

Por eso tu mensaje no puede ser complicado. Y recuerda  incluir imágenes, subtítulos, listas y destacados para facilitar su lectura.

¿Cartas de venta y email marketing cortos o largos?

Antes de ponerte a escribir, lo primero que tienes que pensar es qué quieres conseguir con tus mensajes.

Eso será lo que determine el tamaño de los textos en internet, el número de palabras que tengas que utilizar. Porque no es lo mismo una carta comercial para vender un producto o servicio, que otra que envías para conseguir que la gente te pida información.

Dick Benson (autor de 31 Secrets of Successful Direct Mail) decía que las cartas largas dan mejores resultados. Y que si estás intentando realizar una venta o conseguir un compromiso importante del lector tienes que decir más. Porque antes de comprar un producto el cliente necesita tener en sus manos toda la información posible.

En tu carta de ventas tienes que explicarle al lector todas las razones por las que debería comprar tu producto o servicio. Y además tienes que responder a todas las posibles objeciones que pueda ponerle a tu producto o servicio.

La función del texto en este caso es convencer al lector. Por eso tienes que darle argumentos para que desee tener eso que le estás ofreciendo.

Tanto si escribes una carta de venta como si envías una campaña de email marketing, necesitas explicarle por qué le estás escribiendo.

Al lector, independientemente del tamaño de los textos en internet, tienes que darle las razones para actuar.

Además tienes que incluir una llamada a la acción y añadir una posdata.

A la hora de vender tus productos el texto debería:

  • Describir el problema al que se enfrentan tus clientes
  • Decir cómo solucionas dicho problema
  • Indicar cuáles son los beneficios
  • Explicar cuál es tu oferta (cómo es tu producto o servicio)
  • Añadir testimonios de otros clientes que ya han utilizado tu producto o servicio
  • Incluir una llamada a la acción

Como ves, dejando a un lado el tamaño de los textos en internet, tu mensaje tiene que incluir toda la información que el posible cliente pueda necesitar para tomar una decisión y además tiene que responder a sus posibles objeciones.

¿Estás de acuerdo? ¿Tú qué opinas?

Foto: JM Pemán

No hay comentarios

Envía un comentario