Qué es y cómo incluir la prueba social

La forma de consumir está cambiando (más bien, ha cambiado) a pasos agigantados.

Ahora, antes de comprar, prácticamente nadie se resiste a buscar la mejor relación calidad-precio. Y eso ocurre porque el consumidor, antes de tomar una decisión, tiene a su alcance toda la información que necesita.

La tecnología e internet se ponen de su lado.

De hecho, ¿te has preguntado dónde están los clientes en este momento?

Los clientes están conversando en las redes sociales y solucionando sus dudas en los buscadores.

Por eso, si pretendes vender por internet, tienes que tener en cuenta que:

  • Tu contenido tiene que estar ahí donde están los clientes
  • Tienes que ofrecer a tus potenciales clientes testimonios de tus clientes satisfechos, es decir, una prueba social

¿Sabías que una de las leyes más poderosas de la persuasión es la prueba social?

La prueba social fue definida por el profesor de psicología Robert Cialdini quien la menciona en su libro Influence, the Psychology of Persuasion. En este libro, Cialdini cita seis modos de persuadir o influenciar: la reciprocidad; la escasez; la autoridad; el compromiso y la coherencia; la simpatía y la prueba social.

La ley de la prueba social indica que las personas nos influenciamos unas a otras, por lo que estamos más predispuestas a aceptar algo si ya lo han hecho los demás. Es decir, que el comportamiento de un elevado número de personas se tiende a considerar válido, por lo que nos adaptamos al comportamiento y opiniones de las mayorías.

Por eso, también tendemos a rechazar algo si lo ha rechazado la mayoría.

¿Te has fijado en la foto?

La mayoría visten prendas del mismo color y no precisamente porque sea el color de moda esta temporada. Sino porque están ahí, formando parte del grupo, animando a su trainera.

Antes de comprar, más del 80% de los usuarios hacen búsquedas en internet relacionadas con el producto o servicio que les interesa

De ahí que sea tan importante que le expliques al usuario por qué tu oferta es la mejor y por qué tiene que decantarse por tus productos y no por los de la competencia. Los testimonios de tus clientes satisfechos te van a ayudar a que los consumidores se fíen de tu oferta.

Pero, como puedes imaginar, de nada sirve atribuir a tus productos cualidades que no tienen y hablar por hablar. Ya que serán tus clientes quienes indiquen de verdad qué opinión tienen de tus productos.

Recuerda que dentro del proceso de compra, la prueba social es uno de los elementos más persuasivos e influyentes. Por eso, si puedes ofrecer pruebas de que otros ya han comprado lo mismo y han obtenido buenos resultados, la gente se sentirá más dispuesta a comprarte.

Porque en algún momento de su proceso de compra, alrededor del 80% de los compradores acuden a otros para confirmar si la oferta es satisfactoria o no.

Si tú demuestras que hay personas que utilizan tus productos o servicios es más fácil que otras personas, en las mismas circunstancias, también se animen a utilizarlos.

¿Cómo incluir la prueba social en tu web?

A la hora de redactar los textos de tu web, hay muchas maneras en que puedes incluir la prueba social.

Vilma Núñez, por ejemplo, incluye la prueba social de 4 maneras diferentes:

  1. Incluye comentarios positivos en redes sociales: Resultan más fiables porque a priori son más neutrales
  2. Indica el número de personas que hay en su comunidad: Tú puedes mencionar la cantidad de clientes, seguidores, suscriptores o las veces que  tu contenidose ha compartido. Tener gran cantidad de seguidores de calidad da credibilidad
  3. Muestra un premio recibido: Incluye en su blog el logo del premio Bitacora alcanzado
  4. Dice los medios de comunicación en los que ha sido mencionada

Otras 5 maneras para incluir la prueba social en tus contenidos:

  1. Incluye testimonios positivos de clientes: Es la mejor manera de persuadir. Lo mejor es que el testimonio vaya con una foto e identifiques los beneficios y resultados clave. La credibilidad es la clave
  2. Muestra con qué empresas has trabajado: Enseñar los logos de marcas conocidas es otra prueba social muy poderosa
  3. Menciona los nombres de algunos de tus clientes: Pero no des información confidencial
  4. Cuenta historias de éxito de tus clientes: Es otro modo de dar detalles que ofrecen veracidad a lo que cuentas
  5. Incluye la valoración del producto: Amazon, por ejemplo, ofrece un sistema de puntuación que dan los usuarios a sus productos. Esta puntuación influye en la decisión de compra de quienes buscan información de ese producto. Algo muy similar a lo que ofrece TripAdvisor para hoteles y restaurantes

Hasta aquí 9 maneras de incluir la prueba social en tu página web.

Porque la mayoría de las veces en internet se compra por recomendación de otros usuarios. Si ves que un producto tiene comentarios positivos en internet, es más fácil que tú también lo compres, ¿no?

Por eso, mostrar tus éxitos equivale a incentivarlos.

Ya lo sabes, siempre que puedas incluye la prueba social, ya que si demuestras que otros han utilizado tus servicios y han quedado satisfechos con los mismos el público estará más predispuesto a comprarte.

Dime, ¿tú cómo lo haces?

Foto: JM Pemán

No hay comentarios

Envía un comentario