¿Cometes estos 3 errores garrafales en tu web?

Hay veces que entras en una web y a primera vista te das cuenta de que hay algo que no encaja.

Hablan y hablan y hablan. Y tú no entiendes nada.

Y, lo que es peor, sientes como que quieren impresionarte.

¿Te ha ocurrido?

El exceso de palabrería, el uso de palabras técnicas y las faltas de ortografías son errores (para mí garrafales) que, en una web hay que evitar a toda costa.

Porque las palabras vacías son aburridas y no hacen que te compren. Porque los tecnicismos son distantes y poco claros. Y porque las faltas de ortografía transmiten mala imagen de quien las escribe.

Veamos uno a uno estos errores a evitar en páginas web y cómo darles solución.

1. Errores a evitar en las páginas web: la palabrería

La palabrería, el lenguaje incomprensible, vacío y el rollo por el rollo demuestran falta de empatía con tu lector o cliente.

Las páginas con mucha palabrería no funcionan en internet porque no son claras.

Como tampoco funciona la palabrería en cualquier comercio de la calle.

Los sitios web (y las personas) que utilizan palabras vacías (de 5 duros que digo yo) para impresionar me dan ganas de salir corriendo.

Mira este ejemplo:


Dedicamos especial atención a la calidad de los materiales empleados y al montaje, consideramos que un correcto montaje es esencial para el funcionamiento y conservación durante muchos años de cualquier mobiliario, para ello destacamos especialmente el montaje por personal propio de empresa con contrato en vigor, formado y conocedor del producto con una alta cualificación laboral, sin prisas de montaje y con vehículos de empresa, para conseguir con ello un alto grado de satisfacción de nuestros clientes.


Ahora piensa:

  • ¿Te habla a ti?
  • ¿Te sientes identificado?
  • ¿Qué problema te soluciona?
  • ¿Te importa mucho si los vehículos en los que van a transportar los muebles son propios?

Si a mí, cuando voy a comprar un mueble, el vendedor me dice que utilizan materiales de calidad y que el montador tiene formación y contrato me daría qué pensar. Es más, seguro que salgo corriendo.

¿No das por sentado que los empleados tienen formación, conocen su trabajo y tienen contrato?

Ahora toca momento confesión 😉

Hace unos días entré en una tienda buscando una mesa de cocina. Tenía muchas entre las que elegir pero salí corriendo porque el vendedor no paraba de hablar sin hacerme caso y quitando importancia a lo que yo decía.

Me fui porque no sentí que se pusiera en mi lugar y que tratara de dar solución a mi problema.

Este texto está en el formulario de contacto de esa misma web:


En xx consideramos que el acceso a toda nuestra información y la calidad de la misma son aspectos de gran importancia. No dude en ponerse en contacto con nosotros para cualquier consulta que desee realizarnos llamándonos al teléfono xxx, o escribiéndonos a través de los siguiente formulario que ponemos a su disposición.


Todo eso para decirme que rellene el formulario de contacto. Nunca es una buena opción hacer perder el tiempo.

2. Errores a evitar en páginas web: palabras técnicas

No escribir en el mismo idioma que utiliza tu audiencia es otro de los grandes errores a evitar en páginas web.

Porque utilizar lenguaje técnico resulta frío y distante.

Y, además, te aleja de los clientes porque al no utilizar su lenguaje no te entienden.

Antes de empezar hay un par de cuestiones que tienes que tener en cuenta:

Mira estos 3 ejemplos extraídos de 3 sitios web.


La ortodoncia es una ciencia que se encarga de todo estudio, prevención, diagnóstico y tratamiento de las anomalías de forma, posición, relación y función de las estructuras dentomaxilofaciales; siendo su ejercicio el arte de prevenir, diagnosticar y corregir sus posibles alteraciones y mantenerlas dentro de un estado óptimo de salud y armonía, mediante el uso y control de diferentes tipos de fuerzas.



Hormigón seco a base de árido calizo de seleccionada granulometría.



Con la más moderna tecnología para la primera y segunda transformación de la madera.


Para saber a qué se refieren hay que estar un poco puesto, ¿no crees?:

  • Anomalías de función de las estructuras dentomaxilofaciales
  • Control de diferentes tipos de fuerzas
  • Seleccionada granulometría
  • Primera y segunda transformación de la madera

En tu web tienes que escribir de modo que todo el mundo te entienda. Por eso, evita tecnicismos como estos, pues la gente no tiene porque conocer el lenguaje técnico de tu sector.

3. Errores a evitar en páginas web: faltas de ortografía

No es solo qué dices sino también cómo lo dices.

Y en el cómo, además de la persuasión, también cuentan la ortografía y la gramática.

Porque… ¿confiarías en quien no cuida al detalle su trabajo?

Lo reconozco me llevan los demonios cuando veo faltas de ortografía.

Y sí, es verdad que hasta el mejor escribano echa un borrón porque errare humanum est.

No dudo de que algún gazapo se me habrá escapado, pero cuidado con los fallos porque, como decía Concepción Arenal, “El error es un arma que acaba siempre por dispararse contra el que la emplea”.

Por eso, y porque tu texto es tu tarjeta de presentación, demuéstrale a tu cliente con hechos que tú eres su mejor opción.

Segundo momento confesión 😉

Un profesional que no cuida cómo se presenta ante sus clientes no me inspira demasiada confianza. Sobre todo cuando es un  profesional que ofrece servicios de marketing o redacción.

Hace un tiempo leí recomendar que si tu cliente escribe mal tú también lo hagas. Yo no puedo estar más en desacuerdo.


¿Acojer visitas?


Sí, tal cual, acojer escrito con j, lo he visto en una página web dedicada al marketing.

Tu texto es tu tarjeta de presentación, y un texto bien escrito demuestra calidad, gusto por las cosas bien hechas y respeto por tus clientes.

A ti, ¿qué te dice  un texto con faltas?

Cómo solucionar estos errores en tu página web

Para evitar estos 3 errores en tu web (para mí garrafales), es fundamental que revises los textos antes de publicar.

Vayamos uno por uno con los errores a evitar en páginas web y su solución.

#1. Solución al exceso de palabrería

  1. Para despertar interés en tu lector, ve directo al grano y quita la paja
  2. Dile al lector cómo le ayudas a solucionar su problema
  3. Sí, escribe de manera clara y cristalina 

Eso es todo.

#2. Solución al exceso de palabras técnicas

  1. Elige lenguaje sencillo y fácil de entender
  2. Utiliza palabras comunes que todo el mundo entiende

¿Esa persona que nada tiene que ver con tu negocio entiende qué le estás contando?

Volviendo a uno de los ejemplos, recuerda que no estás presentando una ponencia en un congreso de odontología. Por lo que te estás dirigiendo a personas que tienen un problema con sus dientes.

#3. Solución a las faltas de ortografía

Estos fallos los vas a detectar sobre todo en el proceso de edición. Así que no te saltes este paso:

  1. Para detectar errores ortográficos o gramaticales no es suficiente pasar el corrector. Hay fallos que el corrector no los detecta: cada vez es más común ver como cuando debería ser cómo. En este artículo sobre errores comunes de ortografía y gramática  encontrarás algunos recursos para ayudarte a escribir mejor
  2. Antes de publicar deja reposar el texto el tiempo que puedas
  3. Si puedes dale el texto a otra persona, porque corregir lo que uno mismo escribe resulta difícil

CONCLUSIÓN:

Algunos errores a evitar en páginas web (y que son más comunes de lo que parece) son irse por las ramas utilizando mucha palabrería, utilizar tecnicismos y no hablar el mismo lenguaje que tus clientes y no dar a la ortografía la importancia que merece.

Recuerda que quien entra en tu web se pregunta qué hay aquí para mí, cómo me puedes ayudar. Y todo lo demás (o casi todo) sobra.

Por eso utiliza un lenguaje sencillo y no le hables al lector en chino, sino en su idioma.

¿Cuáles son para ti los mayores errores a evitar en páginas web?

Foto: JM Pemán

No hay comentarios

Envía un comentario