Preguntas frecuentes

garabato-naranja

“La calidad de lo que escribes es directamente proporcional al respeto que tienes por quien lo lee”

Porque el corrector del procesador de texto que utilices hará una primera pasada al texto, pero eso no es suficiente. Ningún corrector ortográfico es fiable al 100 %. Es más, ningún corrector detecta errores de teclado, así que si escribes cerdito en lugar de crédito el corrector no lo detectará. 

¿Has probado a utilizar los traductores online? Aquí ocurre lo mismo.

La corrección y edición son necesarias para que el texto sea meridianamente claro y quien lo lea lo entienda y no se encuentre con ningún error.

Trabajo sobre textos que ya están escritos.

En la fase de corrección detecto todo eso que no está bien: fallos ortográficos, signos de puntuación, errores gramaticales, concordancia, coherencia, cohesión, sintaxis…

En el proceso de edición me encargo de pulir el texto para que leerlo resulte más fácil.

Te presentaré mis sugerencias para que la estructura del texto, el vocabulario y la redacción encajen con tu público objetivo. En esta fase también entra en juego la mejora del vocabulario para sustituir palabras que se repiten innecesariamente, para que el texto se adapte al estilo de tu público o para darle ritmo a tus textos. 

No obstante, serás tú quien acepte (o no) esas sugerencias.

Cada proyecto es único. No es lo mismo revisar una ficha de producto y corregir un par de tildes y alguna coma que reorganizar todo el contenido de un folleto, por ejemplo.

Por eso la respuesta es que el precio varía según el encargo. Escríbeme, dime qué es lo que necesitas y cuando tenga tus textos te presentaré un presupuesto.

Esto va a depender de la carga de trabajo que lleve tu encargo y de los trabajos que previamente tenga entre manos.

Aunque, igualmente, si el trabajo te urge, escríbeme y veré la posibilidad de hacerte un hueco en mi agenda.