Dile al principio quién es el asesino

Redactar bien en internet requiere utilizar la fórmula de la pirámide invertida.

Seguro que te suena porque lo has leído más de una vez.

Pero, ¿sabes qué es la pirámide invertida y qué le aporta al lector?

Te lo cuento.

Pero empiezo por el final, aunque solo sea por hoy 🙂

La pirámide invertida le aporta claridad y le dice al lector si le va a merecer la pena leer el texto o no.

Como dice Petra María Secanella en El lid fórmula inicial de la noticia, “los lectores necesitan saber quién es el asesino desde el primer párrafo”.

Esa fue una de las primeras enseñanzas en la asignatura de redacción periodística en mis tiempos de facultad.

Décadas después esta manera de redactar sigue siendo muy útil. Sobre todo en internet.

Porque la pirámide invertida te exige comenzar el texto con lo más importante: “quién es el asesino”. Un dato que en una novela o una película, casi con toda probabilidad, no sabrás hasta el final.

Podría decirse que en el periodismo y en internet hay que empezar por la conclusión.

Por qué usar la pirámide invertida

El telégrafo revolucionó las comunicaciones y revitalizó el periodismo durante la guerra de secesión norteamericana, en el siglo XIX.

En el modo  de contar las noticias hubo un antes y un después al telégrafo. Porque gracias a la tecnología, la información se recibía de manera casi inmediata sin tener que esperar al correo para recibir las noticias.

Aunque el sistema tenía sus “pegas”: existía el riesgo de que la comunicación se cortara.

Y eso hizo que el modo de contar las cosas cambiara.

Y los periodistas empezaron a sintetizar la información y a contar lo más importante primero.

¿Te suena?

De ahí surge la fórmula de la pirámide invertida basada en decir lo más importante al principio (en cuanto se establece la comunicación) para a medida que se avanza en el relato ir añadiendo los demás elementos que componen la historia.

Internet, ha hecho que esta fórmula periodística recobre su esplendor aunque introduciendo algunos pequeños cambios, como veremos.

Internet, igual que el telégrafo, requiere que des mucha información en pocas palabras. Y en internet, igual que ocurría con el telégrafo, lo más importante tiene que ir primero.

Porque también existe el riesgo de que por falta de interés del lector “se corte” la comunicación.

Y tú no quieres que el lector se quede sin saber quién es el asesino, ¿verdad?

Porque para seguir leyendo, el lector quiere saber antes de nada si el texto le merece la pena. Necesita intuir desde el principio si le cuentas lo que busca. Y solo te prestará atención si le interesa.

Por eso desde las primeras palabras tienes que intentar generar interés.

Cómo usar la pirámide invertida

¿Es esto lo más importante? Si es así, díselo.

Dile al principio quién es el asesino.

Mira cómo:

  • Comienza por lo gordo, por la conclusión. Y no te reserves ningún cartucho para el final
  • Sigue dosificando la información de más importante a menos importante. La información de apoyo más importante primero y para terminar el contexto
  • Da la información de manera clara y breve, aunque recortes el texto no puede faltar información básica
  • Responde a las 6w: Qué, quién, cuándo, dónde, cómo y por qué
  • Ordena la información siguiendo este esquema: título, entradilla (o lead) y cuerpo de texto

Internet ha introducido cambios en el uso de la pirámide invertida en los medios de comunicación digitales tal y como señala Guillermo Franco en su libro Cómo escribir para la web.

Mientras en el medio offline la noticia se contaba 3 veces:

  • En el titular
  • En el lead
  • En el cuerpo de la noticia

Ahora la necesidad de ser breves que exige internet hace que a la hora de redactar una noticia no se repita la información. Otra cuestión muy diferente es si se trata de una carta de ventas que exige, justamente, todo lo contrario.

El mismo Jakob Nielsen, gurú de la usabilidad, recomienda el uso de la pirámide invertida porque ayuda a la gente a encontrar fácilmente lo que busca.

Porque en internet se trata de escribir bien y editar (recortar) mejor.

La pirámide invertida te ayuda a ello.

Y tú, ¿utilizas esta fórmula para escribir los textos de tu web?

Foto: JM Pemán

No hay comentarios

Envía un comentario