Cómo evitar que el exceso de información nuble la vista

La infoxicación, el exceso de  información es la enfermedad del momento, tal y como explica Alfons Cornella.

Piensa por un momento en:

  • el número de emails que recibes
  • los blogs que sigues
  • la cantidad de periódicos que lees
  • las veces que entras en distintos sitios web
  • las consultas que haces a Google

Como ves, la lista de canales por los que recibes información puede resultar interminable.

Y muchas veces ese exceso de datos te nubla la vista, te paraliza y no te deja avanzar hacia tus objetivos. Otras veces hace que leas los textos en diagonal o los escanees.

¿Te suena, verdad?

Imagino que, como a mí, a ti también te ocurre.

La infoxicación se puede evitar.

Porque podemos escribir de modo que ayudes a quien lee a encontrar lo que busca.

Porque podemos seleccionar las fuentes que utilizamos para informarnos.

Cómo escribir para evitar la infoxicación

Para ayudar a que quien nos lee no se ahogue en un mar de letras y datos, debe primar la calidad sobre la cantidad.

Cuando me pregunta si los artículos tienen que ser largos o cortos mi respuesta es calidad.

Porque tienes que conseguir que quien no lee todo el texto y escanea entienda lo que ve.

Por eso recuerda que si quieres que tu información destaque tienes que conseguir que, de un vistazo, el lector sepa qué hay en tu web para él y qué beneficios va a obtener.

¿Cómo?

  1. Prima la calidad sobre la cantidad
  2. Presenta la información de manera fácil de entender
  3. Exprésate de forma clara y sencilla
  4. Utiliza esquemas, viñetas o iconos para transmitir de forma visual

Internet y las tecnologías han hecho que tengamos más información que tiempo para absorberla. Y lo que es peor, el exceso de información, la infoxicación, incide de manera negativa en nuestra productividad. Por eso el remedio es seleccionar la información que “tragamos”.

Cómo seleccionar la información 

Para no padecer infoxicación, gestionar la información con la que trabajas es la clave.

Así de sencillo. Y, al mismo tiempo, así de complicado.

¿Cómo gestionar mejor la información que utilizas?:

#1. Sé crítico con la información que buscas: ten claro sobre qué temas tienes que estar informado. Según Cornella, desde un punto de vista profesional, no puede haber más de 5 cosas que te interesen

#2. Selecciona tus fuentes de información: céntrate en fuentes concretas y haz preguntas concretas

#3. Comprueba y valida las fuentes: no olvides que mucho de lo que circula por internet es falso, por eso cuestiona cualquier información

#4. No guardes información por si acaso: busca la información en el momento en que la necesitas

Si quieres que la gente no resulte infoxicada, prima la calidad sobre la cantidad. Porque, tal y como dice Cornella, demasiada información limita nuestra capacidad para comprender.

¿Te has cuestionado alguna vez cómo hacer frente al exceso de información? ¿Cómo gestionas tú este problema?

Foto: JM Pemán

No hay comentarios

Envía un comentario