Cómo hablarle al lector para que te entienda mejor

Si tienes dudas de cómo dirigirte al lector, la respuesta es sencilla: háblale de tú.

Porque entre las más de 300.000 palabras que dicen tiene el idioma castellano, el pronombre y sus variantes (tu, te, ti, contigo) es la palabra que mayor poder de convicción tiene cuando te diriges a los usuarios de tu web.

Y es que a la hora de comunicar importa tanto el contenido (qué dices) como la forma (cómo lo dices).

Además, las palabras tienen el poder de influir en nuestro comportamiento y convencer.

Por eso conviene que al lector le hables de tú, porque:

Si quieres que te entienda mejor, háblale de tú 

Estos 5 motivos te van a convencer de que en los textos de tu web conviene que incluyas más la palabra TÚ (si todavía no lo haces).

#1. En tu web se trata de conversar

¿Qué haces cuando alguien entra en tu establecimiento o te llama por teléfono?

Entablar una conversación, ¿no?

Y eso que haces con la persona que tienes delante es lo que tienes que hacer con quien está detrás de la pantalla: hablar.

Tienes que dirigirte a esa persona igual que lo harías si la tuvieras adelante.

Por eso, a quien entra en tu web háblale de tú o de usted (según el tono que hayas adoptado).

#2. Esa persona está sola

Aunque detrás de la pantalla hipotéticamente haya millones de personas, esas personas entran en tu web de una en una.

Y así es como debes dirigirte a ellas: de una en una.

Utiliza la segunda persona del singular (tú/usted) porque no hablas a una multitud sino a una persona que está sola.

#3. Mayor cercanía y mejor comunicación

Si te diriges directamente al lector, es más fácil que se identifique con tu contenido. Y si se identifica con tu contenido será más sencillo que comprenda lo que le estás explicando.

Si le hablas de tú, el lector entiende mejor el texto y capta más fácilmente qué tiene que hacer.

Porque cuando le hablas de tú le aclaras qué le corresponde al lector y le das la posibilidad de que se comunique directamente.

#4. Es más fácil acortar las frases

Si te diriges directamente al lector el lenguaje es más concreto, preciso y cotidiano y:

  • tus frases son más cortas
  • evitas usar la voz pasiva
  • facilitas la lectura

¿Quieres saber cómo puedes acortar las frases? En este artículo tienes 15 consejos para acortar las frases y que todo el mundo te entienda.

#5. Tú es una de las palabras más persuasivas

Al lector tienes que hacerle sentir que nadie más te importa, que te diriges a él (o ella). Hablándole de tú le das a entender que entiendes sus problemas, sus deseos, sus gustos.

Algunos dicen que tú influye incluso más que la palabra dinero, porque los clientes quieren sentirse especiales y hablándoles de manera directa y personal les haces sentir que solo ellos cuentan.

Para hacer que el lector sienta que es quien te importa y que tienes algo especial para él, no hay mejor manera que dirigirte directamente a él.

Dirigirte directamente al interlocutor es una de las claves del copywriting y la persuasión.

¿Quieres mejorar tu página web? Pues, háblale de tú

Es tu turno.

Ve a tu página y mira si le hablas a la masa o solo a tu usuario.

¿Le hablas directamente?

Si no lo haces, revisa tus textos e incluye la palabra TÚ (te, ti, tu, contigo) desde la primera (página de inicio) hasta la última página (contacto o página de preguntas frecuentes, si la tienes).

De este modo lograrás que el texto se entienda mejor, sea más persuasivo y comuniques lo que quieres conseguir.

¿Hay alguna otra palabra que en tu opinión no puede faltar para que el lector te entienda mejor?

Foto: JM Pemán

No hay comentarios

Envía un comentario