Checklist para editar los textos antes de publicar

Para llegar a la audiencia y que la gente lea los textos estos deben ser atractivos, claros y sencillos.

Porque el exceso de información al que nos enfrentamos cada día nos lleva a tener que ser selectivos con lo que leemos. Y también debería hacernos ser más selectivos con lo que publicamos.

Porque si quieres llegar al lector, el mensaje tiene que:

  • Explicar qué beneficios aporta
  • Centrarse en el cliente y llamar su atención
  • Mostrar credibilidad
  • Pedirle que actúe

Y además tiene que ser claro, fácil de leer e interesante.

¿Cómo editar los textos de tu web?

Es como salir de pesca, porque al editar el texto debes fijarte tanto en el fondo (qué dices) como en la forma (cómo lo dices y cómo lo presentas).

Es decir, tienes que revisar el contenido, el qué, y ver si:

  • Ofreces beneficios
  • Cuáles son las palabras claves
  • Incluyes algún elemento de urgencia
  • Utilizas la persuasión
  • Hay elementos que muestran tu credibilidad

Al revisar también hay que fijarse en la parte visual, en el cómo. Es el momento de reparar en:

  • El diseño
  • Las imágenes
  • Los titulares y subtítulos

El momento de editar los textos antes de publicarlos es  una oportunidad para ver que el mensaje cumple con esos requisitos.

¿Cómo editar los textos de tu web? En qué fijarse

Yo empiezo por la parte visual, porque la información nos entra por los ojos, pero tú puedes seguir cualquier otro criterio. Eso sí, conviene que te fijes en estos 9 apartados:

  1. Diseño
  2. Titulares
  3. Imágenes
  4. Palabras claves
  5. Beneficios
  6. Llamadas a la acción
  7. Palabras persuasivas
  8. Credibilidad
  9. Urgencia

#1. Diseño

La primera impresión de tu página importa. Y mucho.

Recuerda que “nunca tienes una segunda oportunidad para causar una buena primera impresión”.

Por eso, ofrece una página fácil de navegar e intuitiva donde el lector encuentre las cosas fácilmente.

Además al editar es el momento de darle al texto una estructura visual (si no lo has hecho).

Para ello:

  • Escribe una idea por párrafo
  • Redacta párrafos cortos
  • Destaca algunos textos
  • Haz listas de puntos y enumeraciones
  • Respeta los espacios blancos para que las palabras destaquen

#2. Titulares

La función del titular es captar la atención y conseguir que sigan leyendo. Es lo primero que va a ver y leer el lector.

Por eso un titular tiene que:

  • Ser claro
  • Estar dirigido a una sola persona y no a la “masa”
  • Ofrecerle al lector la solución a su problema en forma de beneficios
  • Utilizar palabras que el lector entiende
  • Incluir las palabras claves

También puedes utilizar ladillos o pequeños títulos que te ayudan a aligerar los textos largos, llaman la atención y hacen la lectura más fácil.

Al editar los textos deberías fijarte, por tanto, en los titulares que has escrito y en si convendría incluir algún ladillo o no.

#3. Imágenes

Las imágenes siempre son importantes porque ayudan a aligerar las páginas. Además:

  • Hacen los textos más fáciles de entender
  • Atraen la atención
  • Transmiten emociones
  • Si eres un comercio online invitan a comprar

Las fotos que publiques tienen que hacerle sentir que tiene el producto en sus manos. Tienen que invitarle a comprar.

Recuerda que un sitio web con fotos de calidad tiene más visitas que uno con malas fotos.

Las imágenes hablan por ti, por eso mira las imágenes que utilizas y quédate solo con las buenas.

Al editar tus textos repasa el contenido

#4. Palabras claves

El uso de palabras claves te permite que las personas que buscan una solución a su problema te encuentren, y también que te encuentre Google.

¿Por qué importan las palabras claves? Estas palabras son tan importantes porque responden a los criterios con los que los usuarios buscan la información en internet.

Lo que importa es que las palabras que tú determines coincidan con cómo buscarían tus clientes los productos o servicios que tú ofreces.

Al investigar las palabras claves tienes que:

  • Identificar los temas que más le interesan a tu público objetivo Descubrir el lenguaje que tu usuario utiliza cuando busca información y plantea dudas en redes sociales

#5. Beneficios

Ahora que estás editando tu texto piensa: ¿Le interesa al lector que le diga que soy extraordinario?

Como bien imaginas, la respuesta es no.

Porque lo único que le interesa es saber cómo puedes ayudarle, cómo vas a solucionar su problema.

El lector necesita saber qué le ofreces y además quiere que se lo demuestres.

Por  eso tu mensaje tiene que estar enfocado en los beneficios que le ofreces.

¿La clave?

Dile qué ventajas va a conseguir con tu producto.

Por tanto:

  • Explícale que tus productos le van a hacer la vida más fácil o harán que se sienta mejor
  •  Dale argumentos lógicos que le lleven a comprar tu producto
  • No olvides los beneficios emocionales (lo bien que se sentirá cuando utilice tu producto)

#6. Llamadas a la acción

Incluye siempre una llamada a la acción.

Además de explicarles qué ofreces, qué haces y por qué deberían comprar tu producto, a los lectores tienes que pedirles que actúen. Así que, pídeles que:

  • Sigan leyendo
  • Se suscriban
  • Soliciten más información
  • Dejen un comentario
  • Compren

¿Has puesto tu llamada la acción? Si no lo has hecho, al editar los textos es el momento de hacerlo.

#7. Palabras persuasivas

Tu texto tiene el objetivo de convencer al cliente y para eso conviene que incluyas alguna palabra persuasiva como:

  • Gratis/Ahorra/Gana
  • Nuevo
  • Garantía/Prueba
  •  Ahora/Ya
  • Solo/Últimos

Una de las palabras más persuasiva es . Además conviene incluir verbos porque llevan a la acción.

#8. Credibilidad

En el proceso de compra, uno de los elementos más persuasivos es la prueba social. Y es que si demuestras que otros están satisfechos con tus servicios quienes todavía no te conocen estarán más predispuestos a comprar o contratar tus servicios.

¿Cómo puedes hacerlo?:

  • Ofrece pruebas de que otros ya han contratado tus servicios
  • Di qué resultados han obtenido
  • Muestra con qué empresas has trabajado

#9. Urgencia

¿Sabías que limitar el tiempo o la cantidad lleva a actuar?

Y es que al generar urgencia haces que el lector perciba la necesidad de actuar rápidamente no vaya a ser que se quede sin ese producto o servicio que le puede cambiar la vida.

Ten en cuenta que:

  • Si consigues generar urgencia conseguirás que el cliente compre por impulso
  • Limitar el tiempo o la cantidad le lleva a actuar

Para que el cliente actúe tienes que generar urgencia o escasez.

Checklist para revisar antes de publicar

Aquí tienes 32 preguntas que te ayudan a comprobar si tu mensaje es todo lo claro que debiera y convence al cliente.

Para revisar tu texto contesta a estas preguntas:

  1. ¿Tu web es clara e intuitiva?
  2. ¿La información está troceada en párrafos cortos?
  3. ¿Utilizas listas para expresar los beneficios?
  4. ¿Hay suficiente espacio blanco para que destaquen las palabras?
  5. ¿Todas las páginas de tu web tienen un titular?
  6. ¿Los textos largos tienen subtítulos, encabezados que ayudan a encontrar la información?
  7. ¿Los titulares se entienden a la primera?
  8. ¿Titulares y subtítulos se ajusta/n al contenido del texto?
  9. ¿El título contiene la palabra clave?
  10. ¿La palabra clave está al principio del texto?
  11. ¿Las palabras claves están destacadas?
  12. ¿Has rellenado el texto alt de las imágenes y metaetiquetas y contienen la/s palabra/s claves?
  13. ¿Ayudas al lector de algún modo?
  14. ¿Haces que se sienta mejor?
  15. ¿Le ofreces resultados?
  16. ¿Has incluido la llamada a la acción?
  17. ¿Le pides que actúe ya?
  18. ¿La llamada a la acción transmite urgencia?
  19. ¿Incluyes alguna expresión que genera urgencia?
  20. Si ofreces algún descuento, ¿le dices cuándo caduca?
  21. ¿Limitas las plazas o los cupones para generar escasez?
  22. ¿Ofreces garantía de devolución del dinero, por ejemplo?
  23. ¿Has incluido alguna prueba social: cantidad de personas en tu comunidad, premios, apariciones en prensa o quienes son tus clientes?
  24. ¿Hay recomendaciones de tus clientes satisfechos?
  25. ¿Los testimonios de tus clientes están en lugares decisivos de tu web?
  26. ¿Has elegido una imagen que atraiga o complemente tu texto?
  27. ¿Mantienen las imágenes la coherencia y el estilo de tu web?
  28. ¿Tienen las imágenes tu sello o el de tu empresa?
  29. ¿Está la foto de las personas que llevan el negocio?
  30. ¿Incluyes verbos?
  31. ¿Has incluido alguna palabra persuasiva?
  32. ¿Te diriges directamente al lector?

Al editar los textos, revisa bien y asegúrate de que le dices claramente al lector qué le ofreces.

Y recuerda que en internet no se lee, se escanea. Lo cual obliga a ofrecer la información de manera visual para que el lector encuentre fácilmente lo que busca.

¿Qué otras cuestiones añadirías tú a la hora de editar los textos? 

Foto: JM Pemán

No hay comentarios

Envía un comentario