¿Qué te molesta en la red? Te cuento lo que a mí me saca de quicio

¿Hay algo que te molesta cuando navegas por la red?

Lo confieso. A mí sí.

Por eso he preparado esta lista con las cosas que más molestan en internet.

Algunas más que otras, por supuesto.

Como ves vengo a calzón quitado.

Eso sí, te pido que leas esto con una sonrisa en los labios a ser posible 😉 y me digas si te sientes identificado.

Las 7 cosas que más molestan en internet (por lo menos a mí)

#1. La mala de educación

Internet lo ha puesto todo patas arriba. Los tiempos han cambiado y ahora para recibir primero hay que dar.

Y eso está bien.

Pero quienes trabajamos online no podemos estar regalando nuestro conocimiento y nuestro tiempo siempre. Porque nosotros también tenemos facturas que pagar.

“Oye, mira que estoy empezando y quiero que le eches un vistazo a mi página”

“Quisiera que me dieras tu opinión sobre qué crees que debería hacer en mi negocio”

“Quiero dedicarme a escribir y no sé dónde puedo estudiar, qué libros leer, qué consejos me das”

Todo eso esta muy bien. Pero ¿dónde se ha quedado el pedir las cosas por favor y dar las gracias?

Cuando yo pido algo y me lo dan, qué menos que dar las gracias. ¿No?

Venga, anda, no te enfades que solo pido un poco de buena educación.

#2. Que te copien y no te citen

Nunca me ha gustado copiar. Tampoco que me copien. Y esto es así desde pequeña.

Todavía recuerdo cuando dejé de ponerme un vestido porque había otra niña cerca de donde yo estaba de vacaciones que tenía otro igual.

Era blanco con unas tablas en el frente y flores naranjas, azules y verdes.

¡Con lo bonito que era y yo no quería ponérmelo porque había otro igual!

Después, cuando empecé con mis primeros pinitos como periodista, me llevaban los demonios cuando otros periodistas con mucho más nombre que yo copiaban mi trabajo y lo ofrecían como propio.

Una vez uno de aquellos me dijo que él no me había copiado, que solo había quitado la paja 🙂

Eran otros tiempos. O eso creía.

Porque ahora parece que copiar está mucho más a la orden del día.

Y, lo repito: copiar está muy feo.

Primero te copian. Después te dicen que no entienden qué ha podido ocurrir para que tus textos aparezcan publicados en su web. Así como por arte de magia.

Y yo tampoco lo entiendo. Debo de ser tonta.

¿Hay alguien ahí que me lo pueda explicar?

#3. Cantidad antes que calidad

Mucho texto. Muchas palabras. Muchas imágenes.

Cantidad. Cantidad. Cantidad.

Parece que no importa ni qué ni cómo. El caso es llegar a una determinada cantidad. Y cuanto más, mejor.

Pues no. ¡Que prime la calidad!

Aunque déjame que lo diga (porque si no reviento), ¿cómo va a primar la calidad si las ofertas para redactores son a precio de saldo?

 “Tengo un amigo que tiene un amigo que dice que el precio de los artículos es de 5 euros”

¿Si tienes un amigo que lo hace casi gratis por qué me lo pides a mí?

¿Imaginas la respuesta?

“Es que yo quiero más calidad”

Literal.

Me cabrea –y mucho– que a redactores, periodistas, copywriters, o llámanos como quieras, se nos ofrezcan sueldos con los que no se llega al salario mínimo si no es a base de echar muchas, demasiadas, horas.

Ya lo he dicho 🙂

#4. El uso de clichés, tópicos y frases hechas

¡Horror, en esto no me libro!

Lo hacemos todos. Yo también. Y cuando lo he visto he dicho:

“¡Vaya, Lupe, tú también!”

¿Cuántas veces has leído eso de enamorar a la audiencia; no morir en el intento; el contenido es el rey; palabras mágicas; fórmulas…?

Lo sé, lo sé: cientos.

Y de tanto repetirlas han perdido el valor y… cansan.

Me lo he prometido: ¡No más “enamorar a tus clientes”! ¡No más “y no morir en el intento”!

Por lo menos en mucho tiempo 😉

#5. Faltas de ortografía

¡Uf!

¡¿Qué te voy a decir sobre las faltas de ortografía?!

No las soporto. Y me parecen especialmente graves en profesionales del marketing o que se dedican a escribir, como yo.

El idioma es nuestra herramienta de trabajo. Y además las faltas de ortografía dan una imagen muy pobre de ti.

#6. Mal uso de las mayúsculas

Sí, lo sé.

Con esto también soy un poco maniática, pero  que en los títulos la primera letra de cada palabra se escriba en mayúsculas me pone de los nervios.

¿Lo haces?

Si es así, ¿sabes que eso dificulta la lectura?

Te puede interesar leer este artículo para saber cómo usar las mayúsculas en internet.

#7. No poner los signos de interrogación o admiración también al principio

¿Tanto cuesta?

Solo es un carácter más y además el idioma es así.

Por eso, pon los signos de admiración e interrogación (también) al principio.

Y este otro artículo te puede interesar si quieres saber cómo utilizar los signos de puntuación en internet.

Hasta aquí esos “7 pecados” que no me gustan en internet.

Yo te he contado qué me molesta a mí, ahora te toca a ti, ¿qué te molesta a ti en internet?

Foto: JM Pemán

No hay comentarios

Envía un comentario