Menos es más

En copywriting menos es más.

Sí, es verdad que esta frase surgida para ser aplicada en la arquitectura la utilizamos a modo de mantra.

Y eso es así porque es muy válida para muchos órdenes de la vida. También para los sitios web.

Porque en copywriting menos es más.

Cuando digo que en copywriting menos es más, me refiero a que la simplicidad es lo que tiene que primar en los textos de tu web.

Veamos.

Menos es más se le atribuye al arquitecto alemán Mies van der Rohe que defendía una arquitectura de formas simples, colores no estridentes y pocos elementos.

Algunos lo llaman minimalismo. Otros, sobriedad. También simplicidad.

Por eso, no he encontrado mejor modo de ilustrar este post que recurrir al modisto Cristóbal Balenciaga.

Balenciaga fue el  maestro del minimalismo radical, representó el lujo de la sobriedad e hizo de la simplicidad su bandera.

Si quisiéramos trasladar esa tendencia al diseño web sería algo así como un diseño limpio y sencillo.

Y cuando aplicamos el menos es más a la hora de escribir, se trata de ir quitando lo superfluo hasta quedarte con lo fundamental, la esencia. Con lo que aporta valor. Igual que hacía Balenciaga con sus diseños sobrios y minimalistas.

Por eso a la hora de comunicar con tu cliente es importante sintetizar. Porque sintetizar te ayudará a ir directo al grano y a conectar mejor.

Como ves, también en copywriting menos es más.

Y esto es así porque en internet la gente va a salto de mata y necesita encontrar rápidamente lo que busca.

¿Lo ves?

En Opticalling de un vistazo ves qué marcas tienen, qué productos, ls novedades, las ofertas…

en copywriting menos es más

Que en internet no se lee, sino que se escanea es otra de esas frases manidas, pero no exentas de verdad.

Por eso tienes que conseguir que tus textos sean:

  • sencillos
  • bien estructurados
  • que todo el mundo pueda entender

En copywriting menos es más

Sigue estas pautas para conseguir que tus textos estén bien estructurados y todo el mundo pueda entenderlos:

  • Simplifica las palabras
  • Sustituye las palabras técnicas y rebuscadas por otras sencillas
  • Quita todo lo que no es imprescindible
  • Busca un diseño sencillo y armónico
  • No utilices demasiados colores
  • Deja espacios en blanco para que la página respire
  • Revisa y elimina las palabras que no son imprescindibles
  • Reduce el texto a la mitad de lo que escribirías si fueras a publicar en papel
  • Cuida los títulos y subtítulos
  •  Utiliza listas y viñetas
  • Destaca las palabras más importantes

Porque una página cuanto más sencilla mejor.

Para mí la clave está en ir eliminando lo que no es estrictamente necesario.

Si te fijas en la siguiente imagen de la página de El Corte Inglés, los textos son realmente breves y de manera intuitiva encuentras lo que buscas.

tanbién en copywriting menos es más

Y a pesar de eso todavía hay gente que quiere impresionar y sigue utilizando un lenguaje lleno de tecnicismos, palabras rebuscadas y expresiones grandilocuentes. Como si así demostraran que saben más.

Pero, ¿sabes una cosa?

Si haces eso la mayoría de la gente no te va a entender.

Creo que muchas veces complicamos las cosas simplemente para ocultar nuestra ignorancia. Y, en realidad, lo que hacemos es no facilitar la lectura y demostrar falta de empatía.

Otro ejemplo de una página sencilla e intuitiva es la de Percentil:

menos es más en copywriting

El diseñador John Maeda, en su libro sobre las leyes de la simplicidad [Laws of Simplicity], viene a decirnos que si quitamos lo superficial hallamos lo esencial y que para que las cosas parezcan más fáciles y ordenadas hay que simplificar.

Las 10 leyes de la simplicidad, según Maeda, son:

  • Reducir
  • Organizar
  • Tiempo
  • Aprendizaje
  • Diferencias
  • Contexto
  • Emoción
  • Confianza
  • Fracaso
  • La única

Esas leyes pueden aplicarse a cualquier producto para así hacerlo accesible a todo el público. Y, cómo no, muchas de esas leyes también pueden aplicarse a la escritura.

Porque para conseguir simplicidad tienes que quitar lo que no aporta y quedarte solo con lo imprescindible, esto es, reducir.

También tienes que evitar que la gente necesite más tiempo que el necesario para leerte. Si aprendes, lo harás de un modo más simple.

Y simplifica pero haz sentir, provoca emociones.

Escribir de forma sencilla y sin rodeos hará que confíen más en ti, porque las personas confían más en lo simple que en lo complejo.

¿Sabías que, según el estudio Beauty is in the efficient coding of the beholder publicado por la revista Royal Society Open Science, el atractivo está en la simplicidad?

Según se desprende de esa investigación dirigida por Julien P. Renoult de la universidad de Paris, optamos por las cosas sencillas porque el cerebro prefiere las cosas fáciles de procesar.

De ahí que debamos evitar lo superfluo porque solo añade ruido.

Y es que las personas además de sentir atracción por lo simple también confían más en lo simple que en lo complejo.

Porque la claridad y sencillez generan más confianza. Porque en copywriting menos es más.

Ya lo sabes, cuenta lo que tengas que contar de manera clara y sencilla, sin rodeos.

Tus lectores te lo agradecerán.

Y tú, ¿practicas la simplicidad a la hora de escribir?

Foto: JM Pemán

No hay comentarios

Envía un comentario