Signos de puntuación: cómo usarlos en internet

¿Prestas atención a los signos de puntuación o te da igual usarlos de cualquier manera?

Te pregunto esto porque utilizar el lenguaje correctamente te ayuda a comunicarte mejor, a que quien te lee te preste mayor atención y a evitar que malinterpreten lo que intentas transmitir.

Y sí, los signos de puntuación también cuentan.

Porque te ayudan a ordenar las ideas, a estructurar el texto y a evitar confusiones y sin ellos, muchas veces, el significado del texto puede resultar ambiguo.

Porque el significado de una frase puede depender del lugar que ocupe un punto o una coma, como verás más abajo.

Por eso, aquí tienes cómo utilizar algunos signos de puntuación para que facilites al 100 % tu comunicación.

Utilizar el punto, la coma, los dos puntos o los puntos suspensivos correctamente muestra que pones interés para que quien te lee capte a la primera lo que le quieres contar.

Cómo usar los principales signos de puntuación

#1. La coma

La coma es el signo que marca la pausa más breve.

Hay veces en que una coma lo cambia todo. Hasta el punto de que utilizarla o no hace que una frase sea incorrecta o incluso cambie totalmente su sentido.

Hay veces que la coma estorba.

Sí, la coma estorba cuando la incluyes entre el sujeto y el predicado. Mira lo grave que es en este caso que hay quien incluso la llama  “la coma asesina”. 

Veamos cómo utilizar la coma:

  • NO se pone coma entre el sujeto y el predicado

Ejemplo:

Pablo Alborán, reina en la música española X

Seguramente quien escribió este titular quería decir que Pablo Alborán es una estrella en el panorama musical español. Pero no, no, dijo eso.

El titular debía ser:

Pablo Alborán reina en la música española 

  •  se utiliza coma para separar palabras, sintagmas y construcciones paralelas que se repiten.

Ejemplo:

 Sí, sí, lo que tú digas 

No, no, dijo eso 

  • SÍ se pone cuando aparece un vocativo después de palabras como hola, bienvenido, gracias…

Ejemplo:

Felicidades, campeones 

Felicidades campeones X

 

#2. El punto

El punto marca el final de una frase y se utiliza para señalar una pausa larga.

Algunas situaciones en las que NO debemos utilizar el punto:

  • Al final de los títulos

Ejemplo:

El diálogo entre Gobierno y sindicatos en Francia concluye sin acuerdo

  • En un eslogan cuando este es el único texto en su línea o va en varios reglones

Ejemplo:

San Sebastián, ciudad de cine

  • No hay que poner punto al final de las enumeraciones en un listado

Ejemplo:

Cinco maneras de expresar beneficios:

  1. Distinto

  2. Divertido

  3. Duradero

  4. Económico

  5. Educativo

  • Después de los signos de interrogación, exclamación o los puntos suspensivos aunque cierren la oración

Ejemplo:

¿Has oído?

  • En los años no se pone punto

Ejemplo:

Hoy comienza el verano de 2016

  • El punto va después de las comillas, los paréntesis o las barras de cierre.

Ejemplo:

Todo lo que dijo fue: “No lo volveré a repetir”.

 

#3. Los dos puntos

Los dos puntos se usan para expresar relación entre dos textos y sirven para introducir enumeraciones, conclusiones, ejemplos o información que concreta lo enunciado.

  • NO hay que escribir dos puntos entre una preposición y el sustantivo que introduce

Ejemplo:

La película está dirigida por: Carlos Saura X

La película está dirigida por Carlos Saura

  • Puedes utilizar los dos puntos en los titulares para poner la palabra clave lo más a la izquierda posible

Ejemplo:

Usabilidad web y copywriting: la pareja perfecta

¿Te ha fijado cuál es el titular de esta entrada?

La norma general es que después de dos puntos se escribe minúscula.

Aunque hay algunas excepciones en las que después de los dos puntos se escribe en mayúsculas. Aquí tienes un artículo sobre el uso de las mayúsculas en internet.

Estas son algunas de esas excepciones:

  • Tras el saludo de los correos electrónicos o cartas
  • Si los dos puntos introducen una cita textual
  • Cuando lo que sigue a los dos puntos va en el renglón siguiente

Y un último apunte sobre los dos puntos. Igual eres como yo, una de esas personas que duda cómo se escriben las horas si con punto, si con dos puntos, si junto, si separado…

¡No más dudas!

Al expresar la hora para separar las horas de los minutos puedes usar cualquiera de los dos signos de puntuación, el punto o los dos puntos.

Uses el que uses no dejes espacio de separación.

Mira este ejemplo:

 La reunión es a las 15:30 h

Nos vemos a las 20.30

 

#4. Los puntos suspensivos

Aquí tienes cinco cuestiones que te ayudarán a utilizar correctamente los puntos suspensivos:

  • Se escriben siempre pegados a la palabra o el signo que los precede
  • Si lo que sigue a los puntos suspensivos es otro signo de puntuación, entre ambos no se deja espacio
  • Los puntos suspensivos son solo tres (…)
  • Se usa como equivalente a etc. o etcétera por lo que utiliza uno u otro, pero no los dos
  • Cuando cierras una frase con puntos suspensivos no se pone punto final

 

#5 Los signos de interrogación y exclamación

Aunque cada vez es más habitual verlos solos, en español “trabajan” por parejas 🙂

Así que:

  • En español los signos de interrogación (¿?) y exclamación (¡!) son dobles, es decir se deben escribir al comienzo y al final de la frase
  • Detrás de estos signos puedes poner cualquier signo de puntuación (coma, punto y coma, dos puntos o puntos suspensivos) pero nunca el punto porque ya lo incluye

¿Cuándo vas a llegar?. X

  • Si una frase es interrogativa y exclamativa a la vez, puedes utilizar ambos signos

Ejemplo:

¡Estoy al caer! 

¡¿Qué dices?! 

¡Qué dices?

Como has visto, utilizar los signos de puntuación correctamente te ayuda a comunicarte mejor y a evitar que se pueda malinterpretar tu mensaje.

¿Tienes alguna duda o comentario? ¡Te escucho!

Foto: JM Pemán

No hay comentarios

Envía un comentario