Cómo escribir la línea del asunto del email

¿Utilizas el email para hacer marketing?

Si la respuesta es no, deberías saber que el email marketing está más vivo que nunca. Y es así porque el 95% de los usuarios online tienen una cuenta de correo (redes como Twitter o Facebook te piden una cuenta para poder registrarte).

De hecho, desde que recibimos el mail en el móvil ya no hay que esperar a llegar a casa para abrir el correo.

Entre las actividades recomendadas a cualquier emprendedor el email marketing está entre las primeras.

¿Sabes por qué?

Pues porque resulta más fácil vender a un cliente habitual que a uno por primera vez. Y eso es así porque el email marketing te permite crear una relación con tu cliente y, además, a un precio muy bajo, casi gratis.

Si ya realizas campañas de email marketing, seguro que más de una vez te habrás preguntado qué hay que hacer para aumentar el índice de apertura de tus correos.

Copywriting para aumentar la tasa de apertura

Teniendo en cuenta una serie de cuestiones, puedes conseguir aumentar el número de las personas que abren tus correos. Porque, dime la verdad, ¿cuántos correos tienes sin abrir en tu bandeja de entrada?

Lo confieso, yo tengo más de 300 y eso que hace poco que he hecho limpia 🙁

Pero, ojo, no pretendas encontrar aquí la fórmula mágica que haga que quien reciba tu correo lo abra, porque esa fórmula no existe. O, al menos, yo no la conozco.

Eso sí, escribir una línea de asunto “comme il faut”, como se debe, hará que tus emails se abran más fácilmente. Más o menos como cuando llegaba el cartero con una carta y veías quién era el remitente 🙂

No podemos olvidar que la línea de asunto es la primera impresión que tiene quien lo recibe. Igual que ocurre con el titular en un artículo.

En este otro artículo puedes saber un poco más sobre cómo escribir tus emails.

El destinatario, antes de decidir si abre o no un correo, solo sabe quién se lo envía y cuál es el asunto.

Nada más.

Y nada menos.

Por eso, tienes que tener muy en cuenta qué incluyes en esa línea. Esas pocas palabras serán las que le lleven a abrirlo o a enviarlo a la papelera.

Por eso, ahí van  estos 14 consejos que te ayudará a dar con esas palabras cruciales en cualquier campaña de email marketing. Esas palabras que harán que el destinatario se decida entre lo abro o lo borro.

1. Escribe un texto sencillo y fácil de leer

Es mejor que en el asunto escribas textos claros, directos y sencillos con información puntual, en vez de que le intentes contar todas tus ofertas o virtudes.

2. Sé breve

Además de claro conviene que seas breve.

Por lo general, los textos muy largos no se leen.

Además, la línea de asunto del email tiene, como máximo, 75 caracteres. Aunque dependiendo de la configuración del correo de cada uno pueden verse menos. Por eso, lo mejor es que no te pases de 40-50 caracteres. Que tu línea de asunto se corte dará una mala imagen de ti.

3. Cuenta lo más importante al principio

Las primeras palabras son la clave para conseguir que tus correos se abran. Piensa que muchas veces no van a pasar de las primeras palabras. Por eso, comienza con la información crucial.

4. Evita que te clasifiquen como Spam

Todo depende de cada filtro, pero en muchos de los mensajes clasificados como spam encontrarás que:

  • El asunto aparece en blanco
  • El mensaje está escrito por completo en mayúsculas
  • Hay un exceso de interrogaciones o caracteres especiales (guiones, asteriscos, comillas…)
  • Aparecen palabras o expresiones como Gratis, Haz clic aquí, Garantía, Suscríbete…

Si no quieres que los filtros antispam envíen tus correos a la bandeja de no deseados es mejor evitar ese tipo de palabras.

5. Sintetiza

No trates de contarlo todo en el asunto y sintetiza. Pues, cuanta más información innecesaria des, más probabilidades de ser clasificado como spam tendrás. Además, si intentas explicar demasiado, a primera vista no se puede ver qué es lo que de verdad interesa.

6. Genera curiosidad

Busca la intriga y el interés de modo que quienes reciben tu correo no se puedan resistir a abrirlo. Eso sí, por favor, no mientas ni crees expectativas que luego no vas a cumplir.

El lector quiere encontrar en el mensaje lo que le has prometido.

Y no olvides que lo que para algunos es atractivo para otros puede ser insultante.

7. Pregunta

Ponte en la piel de tus clientes y hazles una pregunta cuya respuesta crees que les gustaría saber o, mejor aún, una pregunta a la que estás seguro van a responder que sí.

¿Qué te haría a ti abrir el email? Esa es la clave.

8. Menciona el beneficio

Seguro que más de una vez has oído que en copywriting hay que enfocar en los beneficios  en vez de describir las características del producto. Por eso, prueba a hacerlo ya desde el asunto o incluso a combinar beneficios con características del producto.

9. Enfócate en el cliente

Seguro que esto también lo has oído antes aplicado a los textos de tu web: olvídate de enfocarte en ti  y céntrate en lo que quiere tu cliente. Así, no utilices palabras que no ofrezcan nada a tu público y trata de pensar como él.

10. Evita determinadas palabras

Hay palabras que en marketing han perdido su valor porque se han utilizado demasiado. Entre ellas se incluyen adjetivos como:

  • Bueno
  • Excelente
  • Impresionante
  • Maravilloso
  • (Y un largo etcétera)

No olvides que los adjetivos, casi siempre, apoyan opiniones y no hechos.

11. No pongas tu nombre en el asunto

Al repetir tu nombre en el asunto, al destinatario no le aportas nada nuevo (tampoco interesante) y además desperdicias un espacio muy preciado.

12. Crea urgencia

Para que tus clientes actúen puedes utilizar:

  • Fechas
  • Plazos
  • Cantidades

Un recurso para llamar la atención puede ser indicar que la oferta tiene un tiempo limitado:

  • Última oportunidad
  • Termina hoy
  • Solo esta semana

13. Inicia un tema o una frase

Aunque pueda parecer que esto se contradice con el punto 2, hay veces en que puedes utilizar la línea de asunto como inicio y parte del texto. Comienza a contar algo que continúa en el cuerpo del mensaje.

14. Prueba y error

Tienes que tratar siempre de ser creativo y seguir el principio de prueba y error, es decir, mirar qué es lo que mejor funciona con tu público y aplicarlo.

¿Podrías decirme qué líneas de asunto son las que mejor te funcionan? ¡Quiero saberlo!

Foto: JM Pemán

No hay comentarios

Envía un comentario