Haz que te vea mejor: 8 maneras muy prácticas

En internet los lectores no leen, escanean. Esa teoría que Jakob Nielsen desarrolló en 1997, casi 20 años después sigue estando tan en vigor como el primer día.

Ayudarle al lector a escanear es precisamente una de las cuestiones principales cuando decides escribir para la web.

Pero,¿qué es eso de escanear?

Que la gente no lee, escanea quiere decir que el lector no lee todo el texto de la página sino que hace un barrido en forma de F y solo se fija en los elementos superiores, en los centrales y en los que están al final de la página.

Y si en ese barrido que hace con los ojos lo que encuentra le resulta interesante lee el resto. Si no, no.

Por tanto, ayudarle al lector a escanear significa disponer el texto de manera que, de un vistazo, el lector pueda encontrar fácilmente lo que busca. Que en una ojeada sepa si lo que hay en la página le interesa o no.

Cómo hacer que un texto sea fácil de escanear

1# Utiliza un diseño claro e intuitivo

El diseño instintivo y limpio ayuda a que el lector pueda escanear y encontrar la información de manera rápida.

Y es que el lector tiene que poder encontrar lo que busca a primera vista y saber a qué te dedicas de un solo vistazo.

2# Fragmenta la información

Trocea la información en párrafos cortos con encabezados que le ayuden a encontrar la información de manera intuitiva.

Los textos deben ser breves y claros. Hay que utilizar frases cortas y sencillas y ordenar las ideas de manera que atraigan al lector.

3# Resume la información importante en el primer párrafo

Asegúrate de que la información importante está en el primer párrafo para que el lector la encuentre cuando escanea. Porque si sabe de qué va es más fácil que lea el texto.

Si utilizas la fórmula de la pirámide invertida te aseguras de colocar al principio la información más importante.

4# Habla su idioma

Para poder hablar como tus clientes tienes que conocer a tu público.

No conviene utilizar palabras técnicas que el lector no entienda y sí palabras sencillas que hacen que todo el mundo comprenda tu mensaje.

5# Escribe títulos y subtítulos

Los títulos permiten romper párrafos y ayudan al lector a escanear.

Ten en cuenta que un buen título ofrece al lector la solución a su problema y capta su atención.

Los subtítulos, por su parte, hacen la lectura más fácil y sirven para aligerar los textos largos.

6# Crea listas

Utilizar listas y viñetas es una de las mejores maneras de simplificar la lectura y permitir que el lector encuentre lo que busca de un vistazo.

Las listas y viñetas son perfectas para destacar beneficios.

Al enumerar los elementos de una lista ten en cuenta que los elementos más importantes de la serie son el primero y el último.

7# Deja espacios en blanco

Las páginas no tienen que estar atiborradas de texto y las palabras tienen que tener alrededor espacio libre.

Ese espacio en blanco permite destacar lo más importante y ayuda a escanear. Además hace que la página sea más atractiva.

8# Destaca las palabras claves

Puedes utilizar las negritas para destacar o enfatizar las palabras o conceptos más importantes y así captar la atención del lector.

La palabra clave más importante de cada página tiene que estar en el título, en los subtítulos y en los primeros párrafos de los textos.

Como ves, para ayudarle al lector a escanear tienes que hacer que encuentre fácilmente lo que busca. Se trata tanto de cuidar tanto las palabras que utilizas como el modo de disponerlas en la página.

Todo para que tu cliente encuentre lo que busca.

¿Añadirías algún otro elemento para ayudar a escanear los textos?

Foto: JM Pemán

No hay comentarios

Envía un comentario