7 consejos para mejorar los textos de tu web

Escribir claro y comunicar bien es fundamental siempre. Y más si tratas de vender.

Porque los textos de tu web (el contenido) hablan de ti y de tu empresa: le explican al cliente qué haces y cómo puedes ayudarle.

Y eso, qué haces y cómo le puedes ayudar, es lo que le importa a quien llega a tu página web.

Poco más.

Porque la gente que entra en la web va buscando algo concreto y aunque el texto de tu sitio web es fundamental, poca gente lo va leer de cabo a rabo.

Sé que lo sabes.

Por eso has aterrizado hoy aquí.

Tu labor es dar con el texto correcto que le ayuda al usuario a encontrar lo que busca. Por eso es tan importante escribir bien, porque hace que el usuario encuentre lo que busca y mejora la usabilidad de tu página.

En este artículo te explico qué tienes que tener en cuenta para mejorar los textos de tu web.

Porque quiero ayudarte a mejorar tus textos y a que comuniques mejor.

Verás que la redacción clara y concisa es la clave para diferenciarte de la competencia. Porque eso es lo que necesitas: diferenciarte y vender.

7 consejos para mejorar los textos de tu web

Aquí tienes una serie de consejos que te ayudarán a que tus textos atraigan, conecten y convenzan a tus lectores.

#1. Piensa qué quieres comunicar y a quién 

Antes de ponerte a escribir, piensa qué quieres transmitir y a quién. Pregúntate qué haces y para quién.

Recuerda que tus textos van dirigidos a personas. Porque vendes a personas y te compran personas.

Ponte en el lugar de esas personas, tus clientes, y utiliza su idioma.

Y esto, como te explico más abajo, quiere decir que destierres de tu web el lenguaje rebuscado y técnico.

#2. Responde a la pregunta que se hace tu lector

Quien entra en tu sitio web se pregunta, ¿qué hay aquí para mí? Porque antes de decidirse por un producto o servicio, tu cliente quiere estar bien informado.

Por eso, tu página web tiene que explicarle a tu posible cliente qué problema le solucionas, o cómo haces que su vida sea más fácil o más interesante.

Estas son algunas pautas para responder a las preguntas que se hace tu lector y mejorar los textos de tu web:

  • Resume en una frase qué es lo que haces
  • Presenta tu producto o servicio como la solución a su problema
  • Responde a las posibles objeciones de tus clientes, adelántate a sus preguntas y demuéstrale que conoces sus problemas y sus necesidades

¿La clave? Háblale de los beneficios, los resultados, que le aportas.

#3. Dile lo importante primero

Internet exige ser breves. Sí, como la mayor parte de la gente no lee los textos, tienes que dar mucha información en pocas palabras.

Y lo más importante tiene que ir primero, en la primera frase.

Porque así te aseguras que el lector no se va a perder información aunque deje de leer.

Utilizar la estructura de la pirámide invertida es lo mejor porque ayuda al lector a encontrar fácilmente lo que busca.

¿Cómo utilizar la pirámide invertida?

  • Di lo más importante al principio, en cuanto se establece la comunicación
  • Ve añadiendo información de manera clara y breve, no puede faltar información básica aunque recortes el texto
  • Responde a las 6w: Qué, quién, cuándo, dónde, cómo y por qué
  • Ordena la información: título, entradilla y cuerpo de texto

#4. Vete al grano y sé claro

La gente en la web va a salto de mata. Por eso, cada frase y cada palabra que elijas tienen que entenderse a la primera.

  • Escribe de manera sencilla: una idea un párrafo
  • Ofrece contenido atractivo y útil
  • No utilices palabras rebuscadas o términos científicos
  • Sé concreto y específico
  • Ofrécele la solución a sus problemas

#5. Sé breve

Internet exige que seamos simples y claros.

Por regla general se dice que en la web debemos escribir la mitad de palabras que las que utilizaríamos en un texto impreso.

Por eso,

  • Escribe frases y párrafos cortos
  • Elige palabras sencillas
  • Pon solo las palabras necesarias
  • Prescinde de las palabras de relleno que no aportan nada

Si mantienes una idea por párrafo ayudas a que el texto tengo una estructura visual y si sintetizas haces que el lector encuentre las cosas en menos tiempo.

#6. Dirígete directamente a quien te lee 

Háblale directamente y haz que imagine lo que le estás contando,

  • Utiliza la palabra tú (o usted según sea tu tono de voz), pero elijas la que elijas, sé consistente, utiliza siempre la misma
  • Apela a sus emociones y dile lo increíble que va a ser su vida gracias a tu producto o servicio. Elige para ello palabras que le lleven a ver, sentir, soñar…
  • Comparte experiencias y cuenta historias
  • Ponle ejemplos de lo que cuentas

#7. Cuida la parte visual para que leer sea más fácil

Leer en pantalla es más costoso y lleva más tiempo. Por eso, el usuario busca elementos que llamen su atención y no lee los textos enteros. Así que tanto como qué palabras utilizas importa cómo presentas tu texto. Porque un texto bien diseño le ayuda a leer.

Para ello,

  • Destaca los títulos y subtítulos
  • Usa listas de puntos y enumeraciones para ayudar a escanear
  • Cuida la tipografía y el tamaño de letra
  • No utilices mayúsculas que no sean necesarias
  • Resalta lo importante (las palabras clave) con negritas o tamaño de letra, pero ten en cuenta que si te pasas con las negritas lograrás lo contrario de lo que intentas conseguir
  • Cuida la gramática y la ortografía porque escribir mal te hace perder credibilidad. Aquí tienes algunos consejos para evitar errores de ortografía y gramática comunes
  • No utilices las exclamaciones sin ton ni son, parecerás desesperado por vender
  • Cuida los espaciados y espacios blancos para que determinadas palabras destaquen

Si quieres mejorar los textos de tu web, tienes que escribir bien y escribir claro. Y para ello lo primero es saber qué quieres comunicar.

Si no sabes qué comunicar y cómo hacerlo, te puedo ayudar.

Ahora es tu turno, ¿cuáles son tus estrategias para comunicar bien? ¿Qué cuestiones tienes en cuenta en tu web?

Foto: JM Pemán

No hay comentarios

Envía un comentario